BLOG DE EXPERIENCIA DEL CLIENTE

1. Mi problema con la "atención" al cliente

Para hacer honor a la palabra (atención) lo primero que tendríamos que hacer es poner nuestros sentidos y nuestros pensamientos al servicio del cliente.

¡Y no sólo ejecutar pasos acartonados de un protocolo previamente establecido!

Esta es la razón por la que tantas iniciativas de "atención" al cliente no funcionan.

2. La historia de un juguete ( y porque la marca siempre gana)

La respuesta es obvia: el mayor ganador de esta transacción fue la marca creadora del concepto de estos personajes.

Para obtener este ingreso adicional por la venta de un juguete, la marca no tuvo que realizar ningún esfuerzo extra. Simplemente recolectar las regalías del uso de su licencia.

3. ESTABA EQUIVOCADO

Si tienes un producto o servicio que puede mejorar la vida de las personas es tu RESPONSABILIDAD hacer todo lo posible por hacérselo llegar a las personas.

4. ¡ABORREZCO A LOS VENDEDORES!

La función de un servidor NO es decirle al cliente las palabras que lo harán comprar, sino convertirse en su aliado en el proceso para resolver un problema.

5. Si quieres mejorar tu calidad de vida, mejora la experiencia de tu cliente

Cuando lo que vendes va más allá de tu producto o servicio y logras conectar con las emociones que tus clientes buscan sentir, eres prácticamente imparable.

6. La lección detrás de un teléfono de vasos

Cuando conversamos con alguien más y deseamos transmitirle un mensaje es muy común que querramos hablar todo el tiempo.

Somos como niños con un teléfono de vasos que olvidamos poner el vaso en nuestro oído cuando la otra persona está hablando.

7. EL PODER DEL FINAL FELIZ

Si quieres que tus clientes estén satisfechos, te recomienden y te vuelvan a comprar procura poner mucha atención en cómo terminan su proceso de compra de tu producto. 

8. ¿Y qué (carambas) es una "buena experiencia de cliente"?

Así que, rompamos con la ilusión de las "buenas experiencias" y pasemos a la realidad de las experiencias que le dan a nuestros clientes lo que ellos necesitan.

9. EL SÍNDROME DEL CHEF TERCO

Cuando te dispones a servir a otros y te aferras a tu forma de hacerlo (sin adaptarte a la retroalimentación) estás perdiendo de vista el objetivo primordial de todo:

Darle a otras personas lo que ELLOS necesitan. Y no hacer que consuman lo que tú necesitas darles.
Carlos Agami, Shopology y Estoy Para Servirte son Marcas Registradas | Todos los Derechos Reservados ©2021